¿Qué son los lubricantes? | WEICON
Schmierstoffe_Titel

¿Qué son los lubricantes?

En primer lugar, los lubricantes protegen contra el desgaste. El desgaste se produce por el movimiento constante de dos piezas entre sí y la fricción asociada. Como resultado, las superficies se desgastan y se pierde material. El desgaste también puede ser causado por acción química o térmica. Por ello, los lubricantes son compañeros indispensables en la industria y se utilizan en un gran número de componentes y máquinas. Los lubricantes pueden dividirse en aceites lubricantes, grasas, pastas lubricantes y lubricantes secos.

Los lubricantes se utilizan para crear una capa de separación y reducir así la fricción entre dos piezas que se mueven una contra otra. Favorecen la transmisión de potencia, garantizan un suministro de calor o refrigeración suficiente, amortiguan las vibraciones, pueden sellar los sistemas y protegen contra la corrosión.

Al cabo de un tiempo, los lubricantes se desgastan y hay que volver a aplicarlos a intervalos regulares. Los manuales de los fabricantes de máquinas proporcionan información sobre los intervalos en los que es necesario relubricar. El funcionamiento de las máquinas durante mucho tiempo con lubricante desgastado puede provocar daños e incluso averías en la máquina. 

Básicamente, la selección del lubricante adecuado depende de los requisitos individuales y, sobre todo, del diseño de una máquina y de su ámbito de aplicación y modo de funcionamiento. La base de los lubricantes dice mucho sobre las propiedades básicas y su mezclabilidad. 

¿Qué son los aceites lubricantes?


Los aceites lubricantes o multifuncionales tienen un alto contenido de aceite base. La ventaja de los aceites lubricantes es su fina película lubricante. Debido a su baja viscosidad, los aceites lubricantes son ideales para los lugares de difícil acceso de las máquinas. También refrescan y aflojan las impurezas. Soportan muy bien las altas velocidades de los engranajes, las cadenas o los rodamientos.


Haga clic aquí
para ver nuestros aceites lubricantes.
















¿Qué son las grasas lubricantes?


En comparación con los aceites lubricantes, las grasas lubricantes tienen una mayor viscosidad y son estables, por lo que se adhieren mejor y durante más tiempo al punto de fricción. Las grasas lubricantes son especialmente estables bajo presión y se utilizan cuando actúan fuerzas elevadas sobre superficies a bajas velocidades. Es el caso de las bisagras, las palancas, las guías de deslizamiento, los husillos, los ejes, los engranajes o los cojinetes de rodillos y lisos. Las grasas lubricantes también se componen en gran medida de un aceite base, además de espesantes y aditivos.


Haga clic aquí
para ver nuestras grasas lubricantes.

¿Qué son las pastas de montaje?


Las pastas de montaje, en cambio, tienen una elevada proporción de lubricante sólido, normalmente entre el 30 y el 50%. Por ello, son ideales para temperaturas de funcionamiento elevadas, cargas de alta presión o condiciones permanentes de intemperie. Protegen contra la oxidación, la corrosión, la corrosión por fricción, los efectos de stick-slip y la "soldadura en frío". Las pastas de montaje se utilizan cuando hay poco o ningún movimiento, pero actúan fuerzas muy elevadas. Por lo tanto, son el lubricante ideal para las uniones atornilladas o para el prensado de pasadores y pernos. Garantizan que las uniones atornilladas "aguanten", pero que se puedan desmontar en cualquier momento.


Haga clic aquí
para ver nuestras pastas de montaje.









¿Qué son los lubricantes secos?


Además, también existe el grupo de los lubricantes secos. Pueden dividirse en lubricantes sólidos en polvo, películas deslizantes similares a la cera y revestimientos adheridos que contienen sólidos. Los lubricantes secos también forman una película lubricante muy fina, seca y firmemente adherida. Tienen una gran resistencia a la presión y evitan que la suciedad se adhiera. También protegen contra los efectos del stick-slip, facilitan el montaje y el desmontaje, protegen contra la corrosión y reducen el ruido de la máquina. Como ejemplo, nos gustaría mencionar nuestro 
Spray Anti-Fricción MoS2El MoS2 es un mineral blando que, cuando está contenido en la grasa, garantiza una gran resistencia a la presión. El spray puede utilizarse, por ejemplo, en superficies deslizantes abiertas expuestas al polvo, en cintas transportadoras y en cualquier lugar donde no se permita o no se desee la lubricación con aceite o grasa.

¿Cuáles son los beneficios de una correcta lubricación?


✓  mayor productividad, calidad, fiabilidad y sostenibilidad

✓   reducción de los costes energéticos y de funcionamiento

✓  mayor disponibilidad de la máquina gracias a los mayores intervalos de mantenimiento

✓   bajo desgaste y, por tanto, mínimo tiempo de inactividad

✓  reducción del ruido debido a la fricción

✓  mayor vida útil de las máquinas y equipos